entrevista

¿RENUNCIAR AL SEXO POR EL CELULAR?

03/04/2019

La dependencia a los celulares se está convirtiendo en un problema para muchas personas, ya que poco a poco se han convertido en una extensión de nuestro cuerpo porque dormimos con ellos, comemos con ellos y los llevamos en nuestros bolsillos, por lo que no nos podemos desconectar.

Si bien facilitan a las personas estar cerca de quienes están lejos, también aleja de los que están cerca. Se podría asegurar que tenemos una relación con nuestros dispositivos móviles, cuyo amor por ellos es tan excesivo que interfiere en la intimidad con la pareja.

Esto es preocupante, más si se tiene en cuenta la investigación que realizó una marca de celulares, a partir del cual se logró medir la “adicción” al celular por parte de los argentinos. Los datos aseguran que casi el 50% de los usuarios de nuestro país estarían dispuestos a renunciar a tener sexo o estar con su familia durante un mes antes que no poder utilizar o tener su celular.

De dicha investigación surge también otros datos relevantes, como ser que el 66% de los argentinos revisan sus dispositivos móviles antes de levantarse de la cama, mientras que un 90% señala que consultan su teléfono antes de dormir.

Si querés conocer qué tan dependiente al celular eres, estas categorías podrán orientarte:

Nivel 1 – Phone-Sapiens: son quienes utilizan su teléfono para cuestiones básicas, como llamar por teléfono o revisar la hora, y cuya presencia en redes sociales es mínima.

Nivel 2 – Phone-Consciente: quienes viven con su teléfono y no en él, lo utilizan para ahorrar tiempo mientras valoran sus relaciones personales encontrando el balance perfecto entre el teléfono y la vida personal.

Nivel 3 – Phone-Enamorado: acá es donde vemos problemas para despegarse del celular. Se dá cuando se usa en momentos de inactividad sólo porque está ahí, y también cuando se siente cierta ansiedad cuando al teléfono le queda 10% de batería.

Nivel 4 – Phone-Fanático: este caso se presenta cuando el celular jamás está apagado y siempre está cerca. Suelen asegurar que existe cierta obsesión, al punto de dejarlo por la noche al lado de la cama, llevarlo hasta en el baño o de no apagarlo nunca.

Nivel 5 – Phone-Dependiente: son las personas que nunca dejan de usar el teléfono, ya que es lo primero que revisan en la mañana, antes de dormir y siempre que puede, incluso a veces te descubrís mirándolo sin saber por qué, lo que lleva a que se descuiden las relaciones.

Ahora bien.. si te encontrás dentro del Nivel 1 o 2, te tengo buenas noticias porque no existe riesgo alguno de que tu celular tome tu vida ya que lo utilizas poco y nada. Tenés un uso inteligente del dispositivo, por lo que comprendes que tu vida es algo que necesitás cuidar y disfrutarla realmente y no a través de una pantalla.

En cuanto al nivel 3, hay que estar alertas ya que existe cierto uso abusivo del celular, el cual te termina provocando ansiedad cuando quedas sin batería o crees que lo perdiste u olvidaste, esto te conlleva a perder la relación con otras personas generando aislamiento y mal humor.

Sin embargo las peores características están en el nivel 4 y 5, si este es tu caso, puntualmente debo decirte que el comportamiento que tienes hacia tu smartphone corre el riesgo de convertirse automático, como por ejemplo cuando revisás para ver la hora o el clima pero sin darte cuenta terminas haciendo algo más sin saber si pasaron segundos o minutos, o al recibir un mensaje tenés el impulso de contestar de manera inmediata sin importar qué actividad estés realizando.

Entonces, si eres de los que no pueden separarse de su smartphone porque se volvieron una parte indispensable, es hora de que te des cuenta lo importante y necesario que es tener una vida propia al margen del celular.. Ánimos que no está todo perdido, todavía está a tu alcance conseguir un punto de equilibrio que no te aleje de los beneficios que brinda la tecnología y de las personas que te rodean sin tener que elegir entre uno u otro.



Video Entrevista

Ley de educación disruptiva

Flavia morales