internacional

Narcotráfico: El chicho Serna  cada vez más complicado

14/06/2019

La causa judicial contra la viuda y el hijo de Pablo Escobar Gaviria a cargo del fiscal Sebastián Basso y la PROCUNAR sumó un elemento inesperado. Un narco declaró como arrepentido desde Estados Unidos y aseguró que ambos conocían la vinculación del empresario ganadero José Bayron Piedrahita Ceballos con el narcotráfico y pese a ello hicieron negocios juntos en el país.

María Isabel Santos Caballero y su hijo Sebastián Marroquín están procesados y muy cerca del juicio oral. El juez federal de Morón Néstor Barral lo procesó, hace un año, por haber actuado como intermediarios en inversiones inmobiliarias entre el colombiano Piedrahita Ceballos, detenido en Colombia, y el empresario argentino Mateo Corvo Dolcet, que estuvo preso y ahora se encuentra excarcelado con una tobillera electrónica.

Cuando pidieron los procesamientos, la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR), a cargo de Diego Iglesias, y el fiscal Basso sostuvieron que la viuda de Pablo Escobar actuó como intermediaria entre Piedrahita y Corvo Dolcet.

Según figura en un documento firmado en febrero de 2011, y hallado en la casa del abogado argentino, Santos Caballero cobró USD 101.950,equivalentes al 4,5% del los USD 2.300.000 que habría lavado el colombiano en la Argentina.

En la misma causa está procesado Mauricio "Chicho"Serna. La Justicia comprobó que el ex jugador de Boca le vendió varias propiedades en la Argentina a Piedrahita, que luego fueron utilizadas por el empresario para comprar acciones de las empresas de Corvo Dolcet. A cambio,Serna recibió propiedades en Colombia del supuesto narco.



Video Entrevista

Ley de educación disruptiva

Flavia morales