sociales

TIROIDES: ¿QUE ENFERMEDADES CAUSAN?

30/05/2019

Los problemas de tiroides son comunes pero poco difundidos. De qué trata, cuáles son los síntomas y tratamientos disponibles.

La glándula tiroides se encarga de regular las funciones de todos los órganos de nuestro cuerpo. Por este motivo, cuando existe algún problema con ella, afecta a todo el organismo.

Los cambios repentinos de peso, irritabilidad, ansiedad, insomnio y fatiga pueden ser síntomas de las enfermedades de la tiroides.

Las más comunes

Se estima que en Argentina hay 2 millones de casos de enfermedades de tiroides y que el 60 por ciento no recibió un diagnóstico adecuado.

Entre las enfermedades se puede mencionar los nódulos, (una protuberancia), el Hipotiroidismo (la glándula no produce suficiente hormona tiroidea), Hipertiroidismo (exceso de producción de una hormona tiroidea), Bocio (crecimiento anormal de la glándula), Tiroiditis (inflamación de la tiroides) y Cáncer papilar tiroideo (Cáncer de tiroides).

Su función

La glándula con forma de mariposa ubicada en el cuello se encarga de sintetizar, almacenar y liberar las hormonas tiroideas. Estas son vitales para el desarrollo del sistema nervioso, regular el metabolismo y controlar las funciones de todos los órganos.

Algunas de las funciones que tiene esta glándula incluyen la del control del funcionamiento cardíaco, muscular, ósea y hepático.

Asimismo, es clave en el desarrollo del embarazo cuando incrementa la producción de hormonas para cubrir las necesidades maternas y fetales.

Síntomas

“Cuando los niveles de hormona tiroidea están bajos, las células del cuerpo no pueden recibir suficiente hormona tiroidea y los procesos corporales comienzan a funcionar con lentitud. A medida que esto sucede, el paciente empieza a sentir más frío y se fatiga con mayor facilidad, se le reseca la piel y padece estreñimiento. También puede verse afectado a nivel neurológico, presentando olvidos e incluso cuadros depresivos”, explica la doctora Sandra Licht, médica endocrinóloga de Ineba.

Por un lado, el hipotiroidismo, se caracteriza por cansancio, intolerancia al frío, caída del cabello, piel seca o amarillenta, uñas quebradizas, voz ronca, lentitud mental y pérdida de memoria, entre otras.

Por el otro, el hipertiroidismo, se caracteriza por aceleración del pulso, sudoración, cansancio, debilidad muscular o pérdida de peso.

En cuanto a las otras enfermedades con características físicas detectables, suelen diagnosticarse tras diversos exámenes. Mirá el video para más información.

Tratamientos disponibles

Existe medicación acorde con cada tipo de enfermedad de tiroides, pero no tiene cura.

“La meta del tratamiento es mantener la hormona en el rango normal. Una vez ajustada la dosis de tiroxina -una droga que contiene la misma hormona T4 que el cuerpo produce- a las necesidades del paciente, el control es simple y se realiza una o dos veces al año”, explica la Dra Licht.

Sin embargo, en caso de que algún síntoma reaparezca o empeore, se produzcan cambios bruscos en el peso o si la persona comienza a tomar algún medicamento que pueda interferir en el proceso regulador, debe volver a consultar su especialista.

Fuente: 360 Salud.



Video Entrevista

Ley de educación disruptiva

Flavia morales